Al realizar yoga, la vida cambia por completo. Es posible que comiences a sentirte más tranquilo y centrado, o pierdas peso y te notes más ágil.

Sea como sea, hacer yoga es una manera de vivir una vida más sana y completa. Aun así, como en todos los estilos de vida, saber realizarlo por completo hace que se consiga un estado de ánimo y un equilibrio mejores.

Cuando el yoga se convierte en uno de los momentos preferidos del día de las personas, es una buena idea acompañarlo con una buena alimentación. Es posible que conocer los alimentos que se deben tomar y por qué tomarlos ayude en la práctica diaria de yoga, en la salud y en el estado de ánimo.

Llevar una dieta saludable no significa dejar a un lado las cosas que te gustan, simplemente hay que saber llevar un equilibrio en la alimentación. Lo más importante es saber distinguir los alimentos y reconocer los que te hacen daño y los que te benefician.

Algunas cosas que se deben tener en cuenta para una mejor alimentación son:

Natural

En la actualidad, encontramos numerosos alimentos con gran cantidad de conservantes y químicos. Si algo no es natural, no es bueno para el organismo. Ingredientes como colorantes, aditivos, azúcares y sabores artificiales son los que afectan al cuerpo y a la mente poco a poco.

Por ello, lo mejor es elegir todo lo natural, es decir, compra frutas frescas y vegetales e intenta cocinarlas tú mismo en casa. Usa aceites vegetales o de coco y, si tomas carne, elige las que se hayan criado sin antibióticos o productos añadidos.

No tomes alimentos precocinados o con ingredientes que no se consideren naturales. Es normal que no puedan evitarse siempre este tipo de alimentos “artificiales”, pero elegir conscientemente en el día a día te ayudará a ser mas sano y equilibrado.

Eres lo que comes

Aquellas personas que realmente se consideran yoguis piensan que cualquier enfermedad o molestia están provocados por el tipo de alimentación y el entorno en el que se vive.

Para tener una vida más completa, se deben tomar alimentos completos y naturales. También debe evitarse consumir demasiados alimentos fritos, grasas saturadas, alcohol y alimentos procesados, ya que este tipo de productos son los que generan malestar con el tiempo.

Consumir energía

Estos mismos yoguis también piensan que los alimentos emiten diversos grados de energía y, al tomarlos, nos satisfacen, nos limpian y nos sanan el cuerpo y el alma.

Es cierto que no todos los alimentos pueden darnos energía, algunos pueden aportarnos toxicidad e impurezas.

Pero, si se sabe cómo reconocer aquellos alimentos vienen de la tierra y toman la energía solar, es posible tomarlos para conseguir una energía renovadora.

Algunos de estos alimentos pueden ser, por ejemplo: frutas, patatas, cereales, jengibre. No olvides que consumirás más energía cuando los alimentos sean más naturales.

Conciencia y moderación

También es importante saber cómo alimentarse sin extralimitarse. El yoga se basa justo en esto, saber escuchar al cuerpo, proporcionarle lo que necesita en cada momento y cuidarlo. En la actualidad, los excesos son muy habituales, es decir, bebidas ilimitadas, platos enormes, fiestas con mucho alcohol, numerosas horas de trabajo…

Cuando quiere practicarse una vida más saludable, cuando vayas a comer respira profundamente, nota cada trozo y mastica durante un tiempo, saborea y siente ese momento. De esta forma, tendrás conciencia de lo que estás comiendo y cuánta cantidad.

Además, es bueno parar de comer antes de estar llenos, comer regularmente, cenar temprano y no tomar alimentos muy calientes o muy fríos.

Al realizar yoga, tendrás más energía y serás mucho más feliz. Es posible que no te des cuenta y poco a poco estés consumiéndote, pero siguiendo una nutrición inspirada en la alimentación yogui seguro que tu vida mejora y cambia por completo.

What'sApp