La práctica del Yoga y del Ayurveda ayuda al practicante a concienciarse más consigo mismo. Los Koshās son niveles o capas que componen al ser humano, van desde lo más denso (cuerpo físico) hacia lo más sutil (cuerpo espiritual o causal).

Siendo un mapa de autodescubrimiento interior, con el propósito de permitirnos integrar diferentes aspectos de la vida para lograr un cambio consciente, aportando equilibrio y bienestar en general.

Todos los Koshās forman parte de una unidad llamada Brahman (Dios) que abarca toda la existencia, incluyéndonos a nosotros mismos y al mundo que nos rodea.

A continuación, los cinco Koshās, su relación con la salud y cómo las āsanas ayudan a crear balance en cada uno de ellos:

 

Annamayakosha (Cuerpo físico)

Incluye todos los sistemas (células, órganos, tejidos y la energía biológica) y los cinco elementos que componen el cuerpo físico (tierra, agua, fuego, aire, (éter/espacio), además aporta salud y balance. Los elementos del cuerpo se balancean con el entendimiento de los doshas del Ayurveda. Mientras que el cuerpo físico y los doshas se balancean con la ayuda de las āsanas. Annamayakosha también incluye las sensaciones corporales como calor, frío, dolor y necesidades biológicas como hambre, sed y necesidad por el sexo. Es la manifestación material de la energía. La habilidad de conectar con este cuerpo es crucial, ya que es este nivel en el que la mayoría de personas nos relacionamos. Los desequilibrios en este cuerpo son el reflejo de bloqueos en otros cuerpos, causando posteriormente enfermedades. Los desbalances comienzan desde el cuerpo energético reflejándose luego en el cuerpo físico como enfermedad.

 

Prānamayakosha (Cuerpo pránico o energía vital)

Incluye todos los sistemas que componen la energía vital del cuerpo: los chakras (centros energéticos) y los prāna vayus (canales de energía). En términos de salud, prānamayakosha balancea los sistemas energéticos del cuerpo, controla el consumo y la fluidez del prāna a lo largo del cuerpo. El prāna es el recurso que proporciona vida a toda la creación, cuando se estanca o se bloquea, se manifiesta la enfermedad. Las āsanas ayudan a desbloquear los chakras y abre los prāna vayus para que circulen con fluidez por todo el cuerpo. Forma el campo bioenergético que rodea todo el cuerpo físico, es la energía vital de la vida. Es la acción de respirar, siendo el vehículo de entrada para la energía. Por eso aprender a respirar eficientemente es una de las lecciones más importantes en Yoga y en la vida, al controlar la respiración, se aprende a controlar la mente, a reducir el estrés, ayudando a centrarnos, propiciando la meditación y aportando bienestar para vivir con paz interior.

 

Manomayakosha (Cuerpo psico-emocional)

Es el vehículo para expresar las respuestas emocionales del cuerpo. Incluyendo la sobrevivencia, lucha o huye, la reproducción, los roles sociales y la personalidad. Se basa en lo que percibimos a través de la mente por: intuición o por conocimiento espontáneo (no racional). Somos conscientes de nuestras emociones a través de los sentimientos: ira, miedo, alegría, amor o tristeza. Estas son las herramientas que utiliza la mente para ayudarnos a percibir y entender la vida. En términos de salud, Manomayakosha se relaciona con la salud psico-emocional. Los bloqueos en este cuerpo se empiezan manifestando con estrés y eventualmente con enfermedades mentales y físicas. Los āsanas ayudan a aliviar el estrés aportando mucha relajación, en especial las Restaurativas.

 

Vijnyanamayakosha (Cuerpo intelectual-sabiduría-mente)

Es a través de la sabiduría y la intuición, que se afina la visión para detectar los patrones de la vida que son emocionalmente dolorosos y físicamente dañinos. Pudiendo aprender a ser observador de estos patrones, para identificarlos y finalmente transformarlo. Se refiere a la parte que no se puede percibir o palpar físicamente con los sentidos, estas son las capas emocionales y de sabiduría interna del cuerpo. Los āsanas ayudan a desarrollar calma y concentración esencial que necesita este cuerpo para estar en balance.

 

Anandamayakosha (Cuerpo espiritual o causal)

Es la verdadera esencia del Yo interior, es mucho más profunda y fundamental que la personalidad. Se refiere al cuerpo que permite a los otros cuerpos manifestarse. De acuerdo con la filosofía yóguica, establece que los elementos más sutiles son la base para que se manifiesten los más densos. La naturaleza de esta esencia interior es única, brinda plenitud, felicidad, quietud y alegría incondicional. Experimentar Anandamayakosha es de manera temporal, se logra mediante un profundo proceso de concienciación de la verdadera esencia, hasta encontrar la autorealización que es sentirse completo y conectado en unidad con Brahman (Dios). Las āsanas son una puerta de entrada hacia la conciencia de esta verdadera esencia del Yo interior.

What'sApp